Foro Dieta Paleolitica  

Retroceder   Foro Dieta Paleolitica > Entrenamiento anaerobico, fuerza. Culturismo > Entrenamientos

Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 19-jul-2011, 19:42
BIIOLOGO BIIOLOGO está desconectado
Member
 
Fecha de Ingreso: julio-2011
Ubicación: Mallorca
Mensajes: 63
Enviar un mensaje por Skype™ a BIIOLOGO
Predeterminado Peculiaridades del NATURAL BODYBUILDING

Hola a tod@s

aqui os dejo un articulo muy interesante de Claudio Tozzi sobre los beneficios del trabajo anaerobico con pesas BIEN REALIZADO..

Si quereis visualizar el articulo original con sus fotitos y demás aqui teneis el enlace:

Pincha AQUI

Espero que lo disfruteis...


NATURAL BODYBUILDING ¡Por qué practicarlo cambiará vuestra vida para siempre!

¡Basta ya! con una cultura física divulgada por personajes hinchados como globos, embutidos de fármacos y anti-naturales, que destruyen la imagen de un deporte excepcional. En cambio, ahora estamos entrando en una nueva era, la de una disciplina más humana, más cercana a la gente normal, con efectos extraordinarios sobre nuestra salud y autoestima: el Natural Body Building, es decir la práctica de musculación SIN fármacos dopantes. En este artículo veremos en detalle cuales son las peculiaridades del entrenamiento con pesas sobre nuestra salud, sobre nuestro estilo de vida y sobre el envejecimiento, algunas de las cuales han sido culpablemente escondidas e ignoradas por las autoridades sanitarias que nos deberían tutelar.

Mejora de la autoestima

Tener más músculos no significa llevar un lastre encima, sino conseguir un aspecto más agradable, sobre todo si es acompañado con poca grasa, que permitirá una mayor confianza en vosotros mismos. Esto es porqué la autoestima parece estar estrechamente relacionada con la percepción del bienestar. El entrenamiento con pesas produce evidentes modificaciones externas del cuerpo y por ello es considerada la actividad, entre aquellas que mejoran la conciencia de la propia forma física, de mayor éxito para alcanzar una buena autoestima en sí mismos. Esto es porque el Bodybuilding es una actividad en la cual las modificaciones estructurales y funcionales son muy evidentes. Es suficiente pensar en el elevado incremento de la fuerza y de las medidas musculares, resultados excepcionales que constituyen un estimulo positivo para el concepto del yo. El entrenamiento aeróbico de por sí es capaz de mejorar la autoestima, sin embargo, los estudios dicen que los resultados obtenidos con el entrenamiento de la fuerza son mayores. Por ello, realizar ambas actividades, como por ejemplo footing y Bodybuilding, es por lo tanto, lo máximo también para el bienestar psicológico. La autoestima y la autosatisfacción inducidas por el empleo regular de las pesas son posibles, independientemente de la edad y del sexo, sobre todo entre los sujetos que tienen una escasa consideración en sí mismos. Seguramente no todos, se benefician de la misma forma de los efectos psicológicos de este deporte, aunque parece que los sujetos más neuróticos y con una escasa consideración, son los que consiguen ventajas mayores. Hasta incluso, en una investigación estadounidense de la Universidad de Alabama, un grupo de hombres retrasados mentalmente, con escasa autoestima y reducida resistencia física, ha obtenido un gran beneficio tanto en términos de imagen corporal como en edad mental, después de veintiséis sesiones de Bodybuilding. Por lo tanto, el entrenamiento con pesas, ¡no vuelve estúpida a la gente sino exactamente lo contrario! En el otro lado del Atlántico, también la gente normal está empezando a apreciar a los bodybuilders, como demuestra un estudio de la Universidad de Ontario. Se ha pedido a 627 canadienses evaluar algunas imágenes deportivas y los “musculitos” han sido considerados como personas que se empeñan mucho, seguras, dotadas de autodisciplina, sexy, sanas, atléticas, felices.


Justo lo contrario de quienes no entrenaban que fueron definidos como sexualmente no atractivos, débiles, infelices y escuálidos. Muchos de nosotros, sobretodo en la adolescencia, han probado esas sensaciones de incomodidad, de baja percepción de nuestro estado físico, que muy a menudo nos han limitado en nuestra vida sentimental y laboral. Pues bien, con una buena masa muscular, un bajo porcentaje de grasa, un físico simétrico y a lo mejor con una buena eficiencia cardiovascular, la autoconsideración aumenta de manera proporcional, como de hecho han confirmado otros estudios sobre chicos obesos. De hecho, el entrenamiento físico aeróbico/anaeróbico produce en ellos un estimulo positivo y reduce la discrepancia entre su yo real y su yo ideal. Resultados similares han sido observados también en niños y en jóvenes sedentarios tanto hombres como mujeres. Los médicos de cabecera deben por lo tanto, ponerse las pilas de una vez y dejar de aconsejar la natación para todo el mundo (porqué es un “deporte completo”…), prescindiendo de las características físicas y psicológicas del joven. Muchas veces unas pocas sesiones con las pesas, pueden ayudar a un adolescente mucho más que centenares de aburridísimos largos en piscina. Cuidado, nadar es estupendo, yo también lo he hecho durante muchos años jugando a waterpolo, pero no es posible que sea el único deporte del mundo en ser aconsejado por nuestros médicos de cabecera. Las pesas, quizás en conjunto con la natación, pueden ser enormemente superiores en términos de confianza en sí mismos, fuerza y motivación interior.


Mayor incremento hormonal, más músculos, mayor vitalidad sexual


El natural body building aumenta los músculos no sólo debido al trabajo localizado con las pesas libres, sino también porqué estimula de manera importante dos hormonas: la hormona del crecimiento (GH) y la testosterona. La hormona del crecimiento (o somatotropina) es producida por la glándula hipófisis anterior situada en el cerebro. Promueve y regula el crecimiento del esqueleto (hasta la aparición del cartílago de crecimiento) y de los músculos hasta alrededor de los 20 años; sucesivamente tiende a disminuir con la edad y no poseer la misma eficacia sobre los tejidos.

El GH actúa sobre el hígado, estimulando la producción de particulares sustancias, llamadas somatomedinas IGF-1 e IGF-2 que poseen un rol clave sobre la actividad global del crecimiento de huesos y músculos, influenciando también el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. La testosterona en cambio, es producida por las células de Leydig en los testículos y en pequeñas cantidades (25 veces menos que el hombre) en los ovarios y las glándulas suprarrenales de las mujeres. Es la hormona típicamente masculina, es decir que favorece el desarrollo de las características típicas del hombre como la mayor masa muscular, el tono de voz más bajo, el vello, etc. Es relacionada también con la libido y las prestaciones sexuales, tanto en hombres como en mujeres. Una sesión de entrenamiento con pesas (aunque también las sesiones aeróbicas) estimula de manera importante la testosterona (aunque su duración es limitada) que induce a su vez un aumento del GH, incrementando la frecuencia y la amplitud de la liberación (de naturaleza pulsátil) de estas hormonas. Esta configuración hormonal planta las bases que favorecen el máximo desarrollo de la masa muscular y de forma totalmente natural, sin tener que inyectarse las formas químicas de testosterona y hormona del crecimiento. A nivel sexual además, las prestaciones aumentan de manera excepcional por dos motivos:


La mayor frecuencia y liberación de la testosterona durante el día permite un incremento de la libido durante el transcurso de las 24 horas. No es una casualidad que quien toma testosterona farmacéutica externa experimenta un aumento, a veces incontrolable, de la actividad sexual. Una vez acabado el ciclo de esteroides sin embargo, los niveles endógenos de testosterona pueden reducirse al mínimo hasta incluso durante 6-7 meses y con ellos también la prestación con las chicas. Esto obviamente no se verifica en quien la estimula de forma natural con las pesas, porque, (aunque se trate de niveles más bajos que los dopados), tiene pura testosterona en exceso a disposición durante 12 meses cada año.
El incremento de la hormona del crecimiento ayuda la erección en los hombres porque estimula la producción de oxido nítrico, una sustancia producida por el aminoácido arginina, esencial para la erección del pene. ¿No lo creéis? Pues debéis saber que el fármaco para las prestaciones sexuales más famoso del mundo, la Viagra, funciona aumentando la liberación en el pene de una sustancia, llamada GMP cíclico, (impidiendo la disgregación de la enzima fosfodierasa 5 que descompone el GMP) que permite finalmente el endurecimiento del órgano masculino. El oxido nítrico estimula justamente la producción de GMP cíclico sin gastarse dinero en farmacia, ¡entrenando simplemente con las pesas! Si finalmente queréis sorprender a toda costa a vuestra pareja podéis hacerlo enfatizando aun más el oxido nítrico suplementándoos con arginina extra. Un estudio del 1994 de la New York University School of Medicine, con dosis variables de 2,8-5 gramos de arginina diaria durante dos semanas, ha demostrado ser capaz de aumentar las capacidades de erección hasta incluso en impotentes. La arginina es un aminoácido seguro que no tiene ningún efecto secundario.


Mujeres, ¿vosotras también queréis sorprender a vuestro marido/novio?

¡Debéis hacer exactamente lo mismo y es decir, practicar natural Bodybuilding y suplementaros con arginina! De hecho el oxido nítrico exalta las funciones sexuales también en las mujeres a través de una general y especifica acción, a nivel genital, sobre la circulación. Durante el sueño, de hecho, algunos estudios han demostrado que las mujeres tienen deferentes episodios de aumento del flujo sanguíneo vaginal y genital similar a los episodios que se verifican en el hombre y que provocan la erección espontanea. El oxido regula también el flujo de la sangre y del aire en los pulmones, aumenta la fuerza, podría ayudar el adelgazamiento, favorece el crecimiento del cabello y, producido por los glóbulos blancos, neutraliza bacterias y virus además de eliminar las células cancerígenas. ¿Todavía seguís pensando que las pesas son “aburridas”?


Mas músculos = metabolismo más rápido = menos grasa


Es sabido que las actividades aeróbicas adelgazan porqué aumentan el metabolismo. Por ejemplo, en ancianos un entrenamiento de resistencia de la duración de 2 meses es capaz de aumentar su metabolismo basal en un 10%. Por ello, para quienes quieren adelgazar, normalmente se suele aconsejar correr (al aire libre o en el gimnasio en la cinta de correr), o la bicicleta u otro trabajo aeróbico, aunque nunca las pesas, considerados desde siempre inútiles en lo que concierne a la perdida de grasa. El primer consejo es correcto ¿pero el segundo? ¿Es verdaderamente así?

Nuestro dispendio energético diario depende de tres factores:
  • El metabolismo basal, que es el nivel mínimo de gasto energético necesario para mantener las funciones vitales y el estado de vigilia. Se manifiesta a través de la producción de calor corporal.
  • La acción termogénica (ADS, acción dinámico especifica)de los alimentos. Es la cantidad de calorías utilizadas para la metabolización y la utilización de nutrientes; es más elevada para las proteínas.
  • El dispendio energético en el transcurso de las actividades físicas y en los periodos de recuperación.

En condiciones de vida estándar, el metabolismo basal representa el 60-75% del consumo calórico diario, el 15-30% es relacionado con la actividad física y el 10% al efecto termogénico de los alimentos. Se deduce por lo tanto, que tener un buen metabolismo basal (es decir, que “quema” más) es fundamental para el control del peso corporal; pues bien, este está directamente relacionado con la masa magra (todo lo que no es tejido adiposo, por lo tanto, también los músculos). No es casualidad que el metabolismo basal de las mujeres es un 5-10% más bajo con respecto al de los hombres, justamente porque las mujeres a paridad de envergadura, poseen más adiposidad y menos masa muscular. Esto es porque los músculos son metabólicamente mucho más activos con respecto a los depósitos de grasa.

Las células musculares contienen unos orgánulos, llamados mitocondrias, que son considerados las “centrales energéticas” de la célula. Las mitocondrias producen energía para la casi totalidad de los procesos metabólicos que se verifican en el interior de la célula, como la transformación de la energía química en energía mecánica. Durante la actividad física de resistencia la mayor parte de esta energía para los músculos es proporcionada por las mitocondrias y es por ello que se debe realizar una buena cantidad de actividad aeróbica para adelgazar. Sin embargo, solamente el Body Building puede incrementar la masa muscular. Más músculos = Más mitocondrias = Más energía (y lípidos) consumida. En definitiva, más músculos, metabolismo más alto, menos grasa corporal.

Por ejemplo, es sabido que la reducción del 2-3% del metabolismo basal que se observa, tanto en hombres como en mujeres cada 10 años de vida, es relacionada justamente a una reducción de la masa magra y al incremento de la masa grasa. Sin embargo, si comparamos unos sujetos jóvenes con otros de mediana edad, ambos entrenados con ejercitaciones aeróbicas y con el mismo porcentaje de adiposidad, descubriremos que poseen el mismo metabolismo basal. Lo mejor de todo es que investigaciones recientes han demostrado que los hombres de entre 50 y 65 años que practican un entrenamiento intenso de body building son capaces de aumentar su metabolismo basal del 8%. De todos modos, hemos visto también que el regular entrenamiento aeróbico aumenta el metabolismo. Por ello, utilizando ambas actividades se consigue mantener siempre presionado el acelerador del metabolismo basal y debido a que practicáis natural body building la mayor masa muscular os proporcionará un súper metabolismo en comparación a vuestros coetáneos con igual porcentaje de grasa y actividad de resistencia.


Mayor eficiencia cardiovascular


A nivel cardiocirculatorio las adaptaciones que se verifican trabajando sobre la resistencia son insuperables. Sin embargo, de manera insospechada, también el trabajo con pesas influye positivamente en el corazón, ¡aunque no es un hecho del todo extraño si se considera que sigue siendo un músculo! Nuestra bomba de sangre muestra adaptaciones diferentes en los sujetos que practican uno u otro tipo de deporte. Si el entrenamiento es aeróbico, el volumen del corazón aumenta. En cambio, si el trabajo es anaeróbico o de potencia se verifica un engrosamiento de sus paredes contráctiles, conllevando una eficaz acción sobre la funcionalidad de las arterias coronarias del miocardio, aumentando la capacidad de riego sanguíneo. Sin embargo, el natural body building actúa también a nivel vascular (venas y arterias), porque nuestro organismo aumenta el número de capilares de las fibras musculares, de manera tal que permite el riego de elevadas cantidades de sangre (alrededor del doble con respecto a los no deportistas), permitiendo de este modo una mayor disponibilidad de oxigeno.
__________________
Roberto Amorosi Hernandez
www.BIIOSystem.es

“Ninguna gran idea radical puede sobrevivir, a menos que se encarne en individuos cuya vidas sean el mensaje mismo”
Responder Citando
Respuesta

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder temas
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado
Ir al Foro


La franja horaria es GMT +2. Ahora son las 17:09.


Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.7.3
Derechos de Autor ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.
Traducido por mcloud - vBHispano.com